CENTRAL CERTIFICADA

Nuestra central de Linares posee la certificación acreditativa del cumplimiento con lo dispuesto en el Real Decreto 163/2019 de 22 de Marzo, que aprueba la Instrucción Técnica para la realización del control de producción de los hormigones fabricados en central. Esta certificación con número xxxxxxxxxxxx, emitido por empresa habilitada y certificada por ENAC.

¿ESTO QUE SIGNIFICA?

 

La Instrucción Técnica, aprobada en el R.D. 163/2019, dispone la obligatoriedad de cumplimento de una serie de requisitos, para los fabricantes de hormigón, por tanto, que la central de Hormigones Pastrana, S.L. posea la certificación de cumplimiento del R.D. 163/2019, y de forma breve significa, que:

  • Posee en plantilla un responsable técnico encargado de establecer las recetas de dosificación, de tal manera que asegure la calidad del producto requerida en la Instrucción. Esta persona tiene la formación, experiencia y titulación académica suficiente. Además, en la central, hay siempre presente un operador de planta responsable de la fabricación, con formación y experiencia suficientes.

  • Cada uno de los materiales componentes empleados para la fabricación del hormigón se suministran a la central acompañados de la documentación de suministro indicada en la reglamentación vigente. El cemento, los áridos, aditivos y las adiciones cuentan con los preceptivos marcados CE, Declaración de Prestaciones y Fichas de Seguridad. Toda esta documentación es recopilada en la central para garantizar la trazabilidad de los citados productos.

  • Silos de cemento, acopios de áridos y depósitos de aditivos, debidamente identificados indicando las características requeridas por la Instrucción.

  • Las instalaciones de dosificación cumplen con los requisitos del artículo 71.2 de la Instrucción EHE-08. Semestralmente se realiza una verificación de los equipos de medida y pesaje de áridos, cemento, aditivos y agua.

  • Se dispone de una base de datos informatizada en la que, mediante un programa específico, se registran automáticamente los datos correspondientes a las dosificaciones de las diferentes amasadas fabricadas.

  • Con una periodicidad, al menos trimestral, se realiza una inspección de las instalaciones para comprobar su funcionamiento, estado y limpieza. Manteniendo un registro y archivo de las comprobaciones, observaciones y correcciones realizadas.

  • La homogeneidad del hormigón amasado por las amasadores móviles (camiones hormigonera) se ensaya, con una frecuencia anual, una tercera parte de la flota de forma que en el plazo máximo de tres años estén ensayadas todas las amasadoras móviles de la central.

  • Se realiza con una periodicidad anual una inspección visual del cien por cien de las amasadoras para comprobar el estado de las aspas, su limpieza interior y las revoluciones. Se mantiene un registro y archivo de las comprobaciones, observaciones y correcciones realizadas.

  • La cantidad de hormigón que compone la carga de hormigón, expresada en metros cúbicos, se registra en la documentación de entrega (albarán u hoja de suministro). La central dispone de un protocolo informativo para los clientes que deseen verificar la comprobación del volumen. 

  • Dispone del certificado del fabricante del software de dosificación y carga en el que se certifica que la versión de su programa instalada en la planta asegura que los valores realmente pesados y suministrados de todos los componentes del hormigón coinciden con los valores registrados en el software y en los albaranes de suministro. Es decir, el fabricante del software certifica que el sistema informático instalado en la planta no permite ninguna diferencia entre los valores de la carga registrados en la aplicación y los realmente suministrados, y no facilita ningún medio para que el suministrador del hormigón pueda modificar dichos registros.

  • Dispone de certificado del fabricante de hormigón firmado por persona física en el que se garantiza que los datos de dosificación y carga, tanto teóricos como reales, recogidos en sus bases de datos no han sufrido alteración y se corresponden con lo cargado.

  • Se realizan ensayos, al menos, cada 300 metros cúbicos de hormigón suministrado de cada resistencia tipificada o agrupación de dosificaciones de hormigón, habiendo como mínimo un resultado mensual por hormigón agrupación suministrado.

  • Se acredita que se han respetado los contenidos mínimos de cemento y de máxima relación agua/cemento según la tabla 37.3.2.a de la Instrucción EHE-08 en todas las cargas y que las resistencias de los hormigones suministrados son congruentes con lo indicado en el apartado 3 del anejo 22 de la Instrucción EHE-08, en relación con la consideración de la tabla 37.3.2.b. Para ello, estará a disposición del organismo de control, contemplado en el apartado 11 de la presente instrucción, la relación de albaranes del último año con los correspondientes registros de carga y las recetas de dosificación.

  • Cuando haya suministros de hormigón con la exigencia de la utilización de un cemento con la característica adicional de resistencia a los sulfatos o al agua de mar, conforme a los apartados 37.3.5 y 37.3.6 de la Instrucción EHE-08, figura este requisito en el albarán u hoja de suministro y estará a disposición del organismo de control, contemplado en el apartado 11 de la presente instrucción, y del cliente, el certificado del suministrador de cemento conforme se ha realizado la entrega de un material de esas características, según se recoge en el apartado 3 del anejo 21 de la Instrucción EHE-08, que sea concordante con las fechas del suministro. Este documento incluirá un listado de albaranes con las fechas del suministro y la cantidad de toneladas recibidas.

  • Se posee un registro de los ensayos realizados por cada resistencia tipificada o agrupación de hormigón, de los valores de la consistencia del hormigón fresco y de la resistencia a compresión, destinado a anotar los resultados de cuantos ensayos se realicen.

  • Se tiene archivo con todos los albaranes u hojas de suministro que se acompañan a cada partida o remesa de hormigón. 

  • Se tiene archivo de los certificados de final de suministro emitidos por la central contemplados en el anejo 21 de la Instrucción EHE-08. De cara a las responsabilidades previstas en la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación, y se deberá mantener este registro durante doce años. A efectos de esta norma, será preceptivo poder acceder de forma inmediata a estos certificados como mínimo tres años después de haber realizado el suministro.

  • Control y registro de los procesos de gestión o reciclado de residuos.

  • Se dispone de dispositivos que minimizan el impacto en el entorno, tales como filtros silenciadores, amortiguadores y pantallas de retención de polvo.

Siendo éstos solo un resumen de los muchos aspectos que Hormigones Pastrana controla durante su proceso de fabricación. 

CALIDAD, TRANQUILIDAD Y CONFIANZA PARA EL CLIENTE

Los hormigones fabricados en nuestra central se elaboran siguiendo unos procedimientos normalizados, empleando productos certificados y conforme a normativa, aplicando estándares de control y de garantías según patrones reconocidos, ensayados periódicamente, en una central revisada, actualizada e informatizada y que se posee una documentación trazable de todo su proceso, y de sus componentes, de fabricación y cuyas características son reflejadas fielmente en el albarán de entrega. Estando a disposición del cliente, y durante todo el proceso, la documentación acreditativa de calidad de estos productos, de sus componentes, y de los métodos y medios de fabricación empleados. Por lo que cuando nuestros clientes adquieren uno de nuestros productos, están adquiriendo un producto de calidad reconocida y contrastada

Además, ha de indicarse que esta certificación se otorga de forma individualizada a cada central productora de hormigón, por lo que el cliente, y previamente al suministro, debería cerciorarse de que la planta en donde realiza sus pedidos este debidamente certificada y que posea la documentación que así lo acredite de forma unívoca. Otra cuestión más resuelta, a todas la ya mencionadas, para los clientes de Hormigones Pastrana ya que al realizar sus pedidos, lo hacen a una central certificada.

En suma, comprar en Hormigones Pastrana es comprar calidad, tranquilidad y confianza.

¿EXISTE EL HORMIGÓN SIN CERTIFICADO?

NO

El Real Decreto 163/2019 de 22 de Marzo, y aunque se cumpla lo dispuesto en la EHE-08, es de OBLIGADO CUMPLIMIENTO para todo fabricante de hormigón en central. Estando, por tanto, obligados a poseer y mantener sello de certificación R.D. 163/2019, por lo que cualquier "producto" fabricado fuera de esta legislación:

 

  • NO cumple con los mínimos estándares exigidos por norma. No sabe lo que realmente están comprando.

  • El cumplimiento de EHE-08 no exime del cumplimento del R.D. 163/2019. De hecho, la mayoría de preceptos obligatorios del R.D. 163/2019 emanan de la propia EHE-08, si no se cumple el primero, ¿quién les garantiza que si se cumple lo segundo?

  • En caso de incidencia o problema NO podrá realizar reclamación alguna sobre la calidad de los producto ya que ha adquirido "productos fuera de norma".

  • NO hay garantías de que el albarán de entrega, u otra documentación relativa, sea fiel con lo realmente producido.

  • La central en donde se fabrican, los procedimientos y/o los materiales empleados carecerán del pertinente control, y registro, de las autoridades competentes.

Por todo ello les recomendamos que eviten adquirir esta clase de "productos".

 

Nuestro consejo es que, previamente a cualquier adquisición, se asesoren e informen sobre el producto, sus características, la documentación que posee, procesos de producción, control de calidad, sus distintivos, etc. y para todo ello, pueden contar con nuestro apoyo y asesoramiento profesional.